Archivo por meses: diciembre 2017

Cuentos para aprender las estaciones: El invierno

Cada vez más, los sistemas educativos adoptan metodologías de aprendizaje que parten de lo concreto, de los eventos más cercanos al niño, hacia lo abstracto.

Uno de los primeros conceptos que aprenden son las estaciones de año por eso los libros que trabajan las estaciones, son muy recomendables a partir de los 18 meses y hasta los 4-5 años.

A partir de un aprendizaje del momento en el que están, pueden entender conceptos muy concretos y reales como frío, calor, seco o mojado, conceptos que les llevan a aprender por oposición primero y por asociación después.

Otra idea que se introduce al hablar de las estaciones es el nuevo vocabulario que parte del más básico como los colores, a un vocabulario más complejo, dependiendo de la edad y la capacidad de aprendizaje de cada uno.

Además, dentro de las nuevas metodologías de, este aprendizaje de las estaciones del año es muy concreto y nos lleva a uno más abstracto como el trabajo emocional, y de ahí partimos primero desde cómo nos sentimos hoy para relacionarlo después con cómo me siento cuando luce el sol, cuando llueve y hablar sobre las emociones. No se trata de inculcar la idea de que en invierno nos deprimimos y en verano nos alegramos sino de enseñarle a reconocer cómo se siente relacionándolo con algo que puede ver y con lo que puede sentirse identificado, en este caso, las estaciones del año.

Por último, el hecho de poder trabajar sobre algo real, que vemos en este momento, nos permite activar tres áreas de aprendizaje:

  1. El académico.

“Estamos en invierno, el invierno es frío y a veces nieva”

El niño puede aprender este concepto y recitarlo pero no tiene necesariamente que entenderlo.

  1. El real.

“La nieve es blanca y está mojada. Cuando hace sol, no hay nieve”

Podemos enseñarle fotografías para que vea la diferencia de un paisaje nevado al mismo paisaje en verano por ejemplo.

  1. El emocional.

“Salimos fuera y hace frío, sentimos el frío o la nieve en las manos”

Este aprendizaje es el que completa la formación porque utiliza los sentidos y permite al niño identificar nombre, color y sensaciones.

Para los primeros cursos de guardería y educación infantil, todos los educadores y centros recomiendan libros para aprender las estaciones porque les permiten enseñar de forma global a partir de unos primeros conceptos muy concretos.

Tenemos otros libros que también os gustarán y forman parte de la colección el curso del año.


¿Por qué no podemos perder las tradiciones?

Contestamos con otra pregunta:

¿Prefieres no ver la cara de tus hijos cuando se despiertan y unos “señores que llegan en camello, se han comido todo lo que les han dejado y además les han traído los regalos que han pedido y los papis no les compran” ?

Perder las tradiciones es casi como perder tu identidad poco a poco; pero dejar de celebrar la noche de los Reyes Magos y el Tió de Nadal es casi como pedirle a un niño que deje su inocencia y su frescura mucho antes de lo que ya nuestra sociedad impone hoy.

¿De dónde vienen estas tradiciones?

La llegada de los Reyes Magos es una de las fiestas más entrañables y mágicas para un niño, si cerramos los ojos, es uno de los grandes recuerdos de nuestra infancia.

La llegada de los Reyes Magos o sabios de Oriente es una tradición muy antigua, más incluso que el propio nacimiento de Jesucristo y, como muchas tradiciones cristianas, es una mezcla varias tradiciones paganas que se fueron sucediendo el mismo día o en días similares y que el cristianismo adoptó posteriormente.

¿Quién son los Reyes Magos? Son unos hombres sabios de Oriente que, según la Biblia, vinieron a honrar a Jesucristo en su nacimiento y, con ese gesto, lo señalaron como hijo de Dios.

¿Y el día 6 de enero? ¿Y el roscón de Reyes?

El día 6 de enero era una fiesta egipcia, la “Festividad de la Luz”, una fiesta adoptada por los griegos posteriormente y que la tradición cristiana hizo suya conmemorando la epifanía de Jesucritso dos semanas después de su nacimiento (el momento en el que fue señalado como hijo de Dios).

El roscón de Reyes ya se comía en la antigua Roma y es muy previo al Cristianismo. Es la festividad de Saturno en la que los ciudadanos romanos celebraban que los días eran más largos. Se dice que no se comía el roscón en enero sino en diciembre. Pero no fue hasta el siglo IX cuando instauraron tanto la fecha de la visita de los Reyes Magos como la tradición del roscón de Reyes al día 6 de enero, uniendo dos tradiciones paganas a una festividad Cristiana.

Lee a tus hijos La noche de Reyes, es la historia de Juan, un niño que espera a los Reyes Magos, anímale a que intente leer el libro solo o con tu ayuda, está escrito en letra mayúscula y también manuscrita, el texto en verso aporta una musicalidad que les ayudará a seguirlo más fácilmente. También lo puedes encontrar en catalán.

Por otro lado, en Cataluña, en algunas regiones de Aragón y en el norte de Europa, existe una festividad ancestral llamada en catalán El Tió de Nadal, un tronco que, según la tradición, trae dulces cuando se le golpea con un palo. En este caso, como se trata de una tradición de Cataluña, el libro solamente está publicado en catalán, aprovecha el texto también en verso para ayudar al niño a aprender a leer tanto en letra mayúscula como manuscrita al tiempo que aprende sobre las tradiciones.

Aunque el libro solamente está en catalán, queremos explicar el curioso origen de la festividad del Tió de Nadal.Se trata de una tradición precristiana, tiene sus inicios en las tribus germánicas y luego se exendió a otros países europeos. Es una fiesta que celebra la llegada del solsticio de invierno y que los días empiezan a ser más largos, en ella, se quema en los hogares un tronco que muestra como la luz se abre paso frente a la oscuridad.

En cuanto a la tradición de los regalos, la festividad del Tió de Nadal está emparentada con la tradición del Árbol de Navidad de algunos países nórdicos. Fue más adelante, ya en siglo XIX cuando se sustituyó el tronco de madera por un postre preferentemente de chocolate (sobre todo en los países francófonos).

La tradición del tronco que trae regalos, siguió viva en Cataluña y en algunas zonas de Aragón en las que se va alimentando al Tió de Nadal durante las semanas de Adviento para que “cague” dulces y chocolatinas en Nochebuena.

No perdamos las tradiciones


Contes per quan es cauen les dents

Quan ens cauen les dents hi ha dues coses que passen: d’una banda, el costat negatiu és que és dolorós i molest, però d’altra banda, el costat positiu, és que ve el desitjat Ratolí Pérez. Aquest petit i astut ratolí és un fidel servent d’un rei amb un gran regne i molts servents, la seva tasca principal, és fer feliç a tots els nens del món canviant les seves dents per coses que els facin felices, com llaminadures, joguines o una mica de diners. Així aquest petit ratolinet fa que es compleixi nostra major il·lusió, aixecar el nostre coixí i veure el nostre desitjat regal.

No obstant això, no totes les dents poden ser recollits i intercanviats per regals, ja que si no hem seguit una bona neteja bucal, aquelles dents que no estiguin en bones condicions no li serviran al Ratolí Pérez i haurà viatjat en va fins al nostre llit.

D’aquesta forma, des de Salvatella us donem uns bons consells per poder cuidar la vostra petita dentadura i així poder rebre el nostre regal:

1. Hem d’utilitzar un raspall adequat per a la nostra dentadura, suau, amb capçal i petit; característiques que a més podrem completar amb raspalls molones que estiguin plens de colors o que siguin dels nostres personatges favorits.
2. Sempre que ens raspallem hem d’estar en companyia de Papà o Mamà, d’aquesta forma, podrem fer-ho de forma correcta sense fer-nos mal i serà un bon moment per riure’ns i compartir en família.
3. Finalment, i no menys important, no podrem utilitzar una altra pasta de dents que no sigui el nostre. Així protegirem les nostres noves dents i podrem gaudir de sabors tan deliciosos com el de maduixa o de xiclet.


Tenint en compte aquests consells, solament ens falta, com sempre, impulsar aquests bons hàbits a través de la lectura. En aquest cas, el nostre llibre M’ha caigut una dent! és ideal per treballar tot allò abans esmentat, doncs serà una bona forma de crear i fomentar un hàbit de lectura, intentar conscienciar dels bons hàbits de neteja bucal, i el més important, que els més petits descobreixin la veritable i increïble història del Ratolí Pérez.


¡Mamá, quiero una mascota!

El día internacional de los derechos de los animales es el 10 de diciembre, por eso hoy queremos reflexionar sobre los miembors de la familia más pequeños, los animales. Lo haremos, como siempre, a través de nuestras lecturas, con las que obtendréis las herramientas necesarias para reflexionar sobre el cuidado de los animales y de las mascotas.

Pues es muy importante que los niños aprendan que una mascota es una gran responsabilidad pero que, al mismo tiempo, es un ser con un inagotable de amor, que siempre proporciona compañía y juegos únicos:

  1. Amb la meva mascota

Con este libro haremos un poco de examen de conciencia de si somos responsables con todo aquello que implica una mascota, como el hecho de si le damos de comer cada día, lo sacamos a pasear, recogemos sus excrementos, estamos pendientes de su salud, somos cariñosos, etc. De este modo, el niño de forma visual aprenderá lo importante que es cumplir con las responsabilidades que implica tener una mascota y, por lo tanto, motivaremos que sea una persona autónoma.

  1. Laura. Queremos ser responsables

Todos debemos colaborar en casa, nos guste o no, ya sea para ayudar a nuestros padres como por el hecho de vivir en un ambiente organizado y limpio. De este modo, el repartir las tareas de casa hace que todos participemos y así no sobrecargar a una sola persona. Por ejemplo, mamá se encargará de hacer la compra, papá de limpiar el baño y de sacar al perro y Laura de recoger la mesa y limpiar la cocina y así el trabajo en equipo siempre es más efectivo y positivo.

De este modo, en este día tan importante disfrutemos y mimemos a nuestras mascotas, porque no hay mejor forma de conmemorar una fecha como hoy, que manifestando todo el cariño que sentimos hacia nuestros animales.